Aún es frecuente la utilización de puertas manuales o semiautomáticas en los ascensores en todo tipo de viviendas y edificios, en el interior de cabina, en planta… ¡o incluso en ambas!

Está claro que las manuales -las que se accionan tirando o empujando- son más incómodas que las puertas automáticas -aquellas que abren y cierran gracias al operador mecánico y eléctrico-.
Las primeras pesan, se enganchan, dificultan el acceso y son responsables, en muchas ocasiones, de que los elevadores se paren de forma  temporal al no quedar correctamente cerradas. Son, además, causantes de la mayor parte de avisos de avería. Las puertas manuales también originan ruidos molestos de forma frecuente debido a desajustes, problemas en los amortiguadores o pérdida de suavidad. 

Las semiautomáticas – aquellas que requieren la acción del usuario para abrirlas y se cierran solas- también están en desventaja frente a las automáticas.
Es cierto que nos ahorramos (en gran medida) el problema de que no queden correctamente cerradas pero, este tipo de puertas cuenta con una gran variedad de averías por desajustes, ruidos, golpes y, en caso de un funcionamiento inadecuado de sus componentes, pueden representar riesgos para quienes las utilizan. ¿Crees que esto ha sido todo? ¡Es solo la punta del iceberg!

 

Las ventajas de sustituir las puertas de tu ascensor por puertas automáticas:

 

La sustitución de puertas manuales (o semiautomáticas) por puertas automáticas tiene tres grandes ventajas de las que podrás disfrutar si decides actualizar tu elevador. ¡Te las contamos!

  • Accesibilidad y seguridad garantizada: apostando por puertas automáticas que no resten espacio ayudaremos a que aquellos que necesitan sillas de ruedas, andadores o carritos puedan llegar al interior del ascensor con mayor facilidad. Asimismo, si incorporamos barreras infrarrojas, lograremos mayor seguridad, especialmente para personas mayores, niños o mascotas. 
  • Vivienda revalorizada: al modernizar una de las partes más importantes del ascensor, mejora no solo su estética, también el confort que proporciona. 
  • Minimiza el riesgo de contagio: limitar las superficies comunes de contacto es clave para evitar la propagación de virus y bacterias. Eliminando las puertas manuales conseguimos acceder al ascensor sin tocar ningún elemento de su superficie salvo las botoneras, algo que también puedes evitar instalando sistemas de llamada por gesto o desde tu dispositivo móvil.     

 

 

¿Cuál es la estimación de plazos para la sustitución de puertas?

Durante la sustitución de puertas manuales de planta, el ascensor queda parado durante todo el proceso. ¿Cuánto tiempo? Esto depende del número de puertas, pero una buena estimación sería de 1 día por planta.

En lo relativo a las puertas de cabina, los plazos dependen mucho del tipo de puertas de planta que tengamos en el edificio por lo que es más difícil hacer una estimación con carácter general.

¡Llámanos para consultar la viabilidad del cambio de las puertas de tu ascensor!

¿Estás interesado en sustituir las puertas de tu ascensor?


Solicita un presupuesto personalizado sin ningún tipo de compromiso y no dudes en contactar con nosotros si necesitas cualquier información adicional a través del teléfono 914093101 o el correo electrónico fain@fainascensores.com

puerta manual

Ascensor con puertas semiautomáticas

Mismo ascensor con sustitución a puertas automáticas