En FAIN sabemos que tomar la decisión de instalar un ascensor en una comunidad de vecinos no es un paso que pueda darse a la ligera. Entran en juego muchas variables, una de las más conflictivas es conseguir la mayoría necesaria de propietarios que estén de acuerdo en su instalación. Además, debemos tener en cuenta otras cuestiones, como los aspectos legales, la obra, etc. A continuación te enseñamos cómo es el proceso de instalación de un ascensor en una comunidad vecinal desde el principio hasta el final. ¡No te lo pierdas!

 

¿Qué tenemos que plantearnos antes de instalar un ascensor?

 

Instalar un ascensor es una decisión que debe tomarse en conjunto y que además desemboca en aspectos legales: ¿Qué permisos necesito para poner en marcha la obra? ¿Qué pasa si mis vecinos no están de acuerdo? ¿Cómo se reparten los costes de instalación en ese caso? Para todas estas cuestiones -y algunas más- hemos pensado en ti y hemos hecho este vídeo. En él, nuestra responsable de asesoría jurídica, Ana García-Zarco, resuelve algunas de las dudas más frecuentes.

 

 

También conviene descubrir si existen subvenciones en nuestra Comunidad Autónoma. Como las ayudas varían dependiendo de la Comunidad y de los Ayuntamientos, lo mejor es consultar al comercial de la zona, que conoce de primera mano si existen subvenciones disponibles en cada momento. El técnico comercial acude sin compromiso a visitar el edificio junto a alguno de nuestros arquitectos para estudiar las distintas opciones del edificio y con la solución más adecuada, realizar el presupuesto ya sea del ascensor llave en mano con la gestión completa (licencias, obra civil, etc) o solo de la partida de la instalación del ascensor. 

Con respecto a dónde instalar el ascensor, es preciso comprobar el espacio disponible para ello ya que el ascensor se puede instalar en el interior del propio edificio o en su exterior. Sea cual sea vuestra circunstancia, y aunque siempre se dependa de las ordenanzas municipales y de las posibilidades del propio edificio, no te preocupes, siempre encontramos la solución que más se adapte a cada comunidad.

Aunque se trata de un proceso largo y laborioso, la instalación de un ascensor aporta mayor seguridad y accesibilidad para todos los vecinos y aumenta el valor del edificio y por ende de sus viviendas. Si tú o tus vecinos queréis saber todo lo que entraña el proceso, no te pierdas este artículo. 

Si necesitas una guía que te oriente o argumentos para acabar de convencer a tus convecinos, aquí la tienes. 

 

 

¿Qué pasos debes seguir para instalar tu ascensor? 

 

  1. Todo empieza con una llamada a la empresa instaladora para solicitar presupuesto. Si estás interesado en comenzar el proceso, puedes contactar con nosotros en el 900 835 115
  2. Tras esa llamada, acuerdas una cita en tu comunidad con el responsable comercial y el arquitecto. Se comprueba la viabilidad del proyecto y las posibilidades de las que disponéis, y se elabora el presupuesto que conlleva cada una de ellas.
  3. ¡Momento clave! Toca presentar el proyecto al resto de vecinos y hacer una propuesta de financiación. 
  4. Con la  firma del contrato de instalación, la obra empieza a ser una realidad.
  5. Llega el momento de solicitar la licencia de obras. El arquitecto se encargará de hacer seguimiento de la misma y contestar en tiempo y forma a los requerimientos que pudieran originarse por parte del técnico municipal. 
  6. Puedes tener en cuenta solicitar alguna subvención siempre y cuando esté abierto el plazo de presentación. Nuestro equipo te informará al respecto y te facilitará su gestión.
  7. Por fin la esperada consecución de la licencia de obras. Dependiendo de la localidad o distrito en el que te encuentres, el tiempo de consecución de licencia puede variar desde varios meses hasta más de un año. 
  8. Ahora el arquitecto, el coordinador de seguridad y el jefe de obra asignado planifican la obra en una reunión técnica. Se definen los procesos constructivos -tomando las medidas de seguridad necesarias tanto para los trabajadores como para los vecinos- y se identifican los procesos críticos con las medidas de protección concretas pertinentes.
  9. Toca reunirse con los vecinos en la que en FAIN denominamos reunión de lanzamiento. En esta reunión, liderada por el Jefe de Obra asignado presentamos el plan de obra, y explicamos todo el proceso y los detalles de la instalación. Además, en esta reunión se aprovecha para elegir tanto los acabados del ascensor como los materiales a emplear. 

 

¿Quieres saber cómo continúa la obra? Seguimos de cerca la instalación

 

 

¡Ya falta menos para disfrutar de las comodidades de un ascensor en tu edificio! Pero, ¿te pica la curiosidad sobre qué estará haciendo el equipo de profesionales en tu comunidad? ¡Sigue leyendo! 

  1. El equipo se reúne para la reunión de replanteo de la obra y, a continuación, realizan el foso. 
  2. Desvían las instalaciones ocultas en caso de que sea necesario. Por ejemplo pueden aparecer tuberías de saneamiento, conducciones de gas, instalaciones eléctricas. Hay que tener en cuenta que al ser edificios antiguos, no suelen existir planos de instalaciones y hasta no abrir el foso, no podemos estar seguros de lo que pueda aparecer. 
  3. Colocan la estructura del ascensor. 
  4. En este momento, se comprueba las medidas finales de la estructura y se encarga el ascensor a fábrica. De este modo, garantizamos que la dimensión de la cabina es la máxima posible acorde al espacio del que se dispone.
  5. Si la tipología del edificio lo requiere, reconstruyen las escaleras del edificio. 
  6. Toca revestir el hueco del ascensor y cerrar las zonas de actuación e instalar el nuevo alumbrado. 
  7. En caso de que fuese necesario, se instala el falsotecho y además se encargan de colocar los solados y alicatados.
  8. El jefe de montaje se encarga de la comprobación de ganchos y la fijación de las guías.
  9. Después, procedemos a la programación de la descarga del material del ascensor. 
  10. ¡Ya queda menos! Llega el montaje tanto de la parte eléctrica como la parte mecánica del ascensor. Además, deben cerrar la parte frontal del hueco del ascensor.
  11. Realizan los trabajos de pintura pertinentes 
  12. Se elaboran y se firman los contratos de mantenimiento y telefonía. 
  13. Unas últimas pruebas finales de programación del teléfono de cabina…
  14. Nosotros nos ocupamos de legalizar todo el equipo en la Dirección General de Industria.  
  15. ¡Puesta en marcha del ascensor!
  16. Mientras tú ya disfrutas de los primeros viajes, nosotros entregamos el proyecto a los representantes de la comisión de obras y firmamos el acta de recepción. El arquitecto prepara el certificado final de obra y te lo entrega. 
  17. Después de todo el proceso, solo queda tomarnos juntos un cocktail de bienvenida al ascensor para inaugurarlo con los vecinos y amigos como se merece.

En FAIN somos especialistas en acompañar a los vecinos que quieren promover en sus fincas la instalación de un ascensor siempre y cuando sea viable. Disponemos de un equipo de abogados que asesoran para poder responder a todas las dudas. Y por supuesto nuestro equipo de expertos analiza las características del edificio para ofrecer la mejor solución en cada caso. Si tus vecinos tienen conciencia medioambiental y quieren disminuir el gasto en energía eléctrica, debes saber que hoy en día existen muchas alternativas que son mucho más ecológicas y eficientes de lo que han sido los ascensores de toda la vida. Prueba de ello son el ION Green, que aprovecha para abastecerse la energía que genera en su movimiento el propio ascensor, o el ION Solar que además de tener las ventajas del ION Green, funciona con energía renovable gracias a sus paneles fotovoltaicos.

Si necesitas asesoramiento, nuestro responsable comercial puede realizar una visita gratuita y valorar la instalación del ascensor en tu comunidad de vecinos. ¡Contacta con nosotros aquí o en el número de teléfono 900 835 115 y te asesoraremos sin compromiso!