El ascensor es una máquina segura siempre que se fabrique, instale y mantenga de acuerdo con la normativa vigente. No obstante, tener una actitud responsable al entrar en contacto con él es clave para evitar incidentes. Y es que, según datos de la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA), en el año 2017 hubo un total de 601 accidentes en ascensores de nuestro país. De esa cifra, 454 afectaron a usuarios (un 76% del total) y 147 a trabajadores del sector (el 24%).

Accidentes de ascensor en usuarios

Entre los usuarios, las causas de estos accidentes fueron humanas (33%) pero, sobre todo, técnicas (67%). Los accidentes por motivos humanos tuvieron por lo general consecuencias leves (98,6%) y se debieron al uso indebido y la manipulación de algún mecanismo.

Si nos fijamos en los accidentes por motivos técnicos que sufrieron los usuarios, veremos que priman los leves (96,7%) sobre los graves (2,6%) y fatales (0,7%). Los principales motivos, por este orden, fueron: el atrapamiento, la nivelación deficiente, la parada entre desembarques, los movimientos incontrolados de cabina y la falta de protección en puertas automáticas.

Podemos concluir que, entre los accidentes que afectan a usuarios, destaca la frecuencia de los atrapamientos casi siempre leves (si te suceden, ¡sigue estos consejos!). En contraposición, los producidos por una nivelación deficiente son los que trajeron las peores consecuencias: un accidente grave por cada 13 leves.

Accidentes de ascensor en trabajadores del sector

Los accidentes que implicaron a trabajadores del sector (147 durante el año 2017) tuvieron lugar en el momento del montaje (37%) y, en su mayoría, durante labores de mantenimiento (el 63% restante). Los accidentes acaecidos durante el montaje fueron casi todos leves (91%) y unos pocos (9%) fatales. Entre las causas más frecuentes, destacaron: resbalones, tropezones y caídas, posición de trabajo inadecuada, cortes por cantos afilados u objetos cortantes, material manipulado con dispositivos inadecuados, caída por el hueco y transporte de material.

instalación ascensor FAIN

Por su parte, casi todos los incidentes ocurridos durante labores de mantenimiento fueron leves (98%). De mayor a menor frecuencia, el origen de estos infortunios se encuentra en alguna de las siguientes razones: manipulación inadecuada del equipo, manipulación de algún mecanismo, acceso al foso no seguro, movimiento incontrolado de cabina, piso resbaladizo en cuarto de máquinas y caída por el hueco.

Por recapitular, los accidentes más frecuentes sufridos por trabajadores del sector fueron consecuencia de resbalones, tropezones y caídas (todos ellos leves) y el que sin duda tuvo peores consecuencias fue la caída por el hueco durante el montaje: los tres accidentes que se produjeron de esta índole resultaron fatales. Entre usuarios, los percances más frecuentes fueron los atrapamientos (aunque el 100% son leves), aunque destacaron por su gravedad los incidentes producidos por una nivelación deficiente (de ellos, un 7% fueron graves, aunque ninguno fatal).

En definitiva, durante el 2017 los usuarios sufrieron más accidentes en ascensores que los trabajadores de este ámbito (técnicos de mantenimiento, etc.) No obstante, si nos fijamos en la gravedad de las consecuencias, los especialistas se llevaron la peor parte.

Llegados a este punto, la pregunta es: ¿Qué podemos hacer nosotros para evitar este tipo de accidentes? Puedes consultar esta guía de uso de tu ascensor o permanecer atento a lo que te lo explicamos en el próximo post… ¡parte 2!